2/7/11

Tag:

Ljudevir Hlavnikov

Ljudevir Hlavnikov
Hábitat*



für Ignacio Egúsquiza




el ala de noche deglutida por cientos de moscas la dosis de misantropía en las losetas que abjuran mi eucaristía

oh demora que trastorna la naturaleza muerta

reverberaciones médanos en busca de la rígida incineración del timbre diestros y zurdos al lado del síndrome de impacto

eb q zdc roi st mort np

alcantarilla del conchudo madrazo la metamorfosis del metal encallan los hiperbóreos en un estado iridiscente común al suero fisiológico dentro del charco

respiras tras haber sido la ola desmenuzada y escanciada por las branquias profieres el coro del cadáver

declina el germen ante el hedor de nuestro destierro los badajos incendiados del jacinto

no te das cuenta por encadenar lo sitiado a la más dulce de las ausencias los crepúsculos transan con el clochard

las cuerdas desnudas del campanario y la torre anómala y arcaica dan retratos para ser lamidos durante la incertidumbre

ambas osamentas amalgaman un sentido de aduana

ves la arena que bebe el hijo en la oscuridad mientras desgarra sus vísceras del hábitat un gallinazo muerto de sed vuela en pos de un nuevo primer amor

fin de escena escribe acto o repite la estrategia de hacer bocetos de la amputación cónstate

aquel mecanismo finge tu propio engranaje la disfuncionalidad necesita una preciosa rutina de ballerina junto a la silla inhala y rompe los diafragmas del epicúreo comensal

íntimo maderamen catatonia del yugo que licuefacto en los manglares transcurre entre apilados lombriz y estiércol de nuevo el pleroma desvela al acunado y se encarna la profilaxis

destierro nuestro para el equívoco destila fundida la leche del alfil

que aquello que sostiene la hormiga de tus restos no es un rito amatorio a merced del hambre de los perros muerta la burbuja y rapsódica la clepsidra

cuaternaria y minuciosa del reposo vuélcase

desolado aljibe de su edad insomne corresponde a la barbarie y la aporía de niños antiguos leprosos tullidos y amantes crías

incurable protonómade queriendo símil en circunstancias de un verano financiado por quienes más veneran al impostor

no consumada la pose queda el destino

empotrado el vértigo de un polípero extra si una romería confunde a la luciérnaga

inhibe al mioma y cancela su anafiláctica razón o pálida duración de un preludio disiente ocho millones de colores empañados

kwei chang hu huang

de incógnito las vidas concretas que sincoparon a galaor junto a su compadre muerto y violento yelmo de barón proscrito huésped en medio de la grave rutina para bordear la fosa el día que sea éste
un inaudible animal manó entre sus ancestros y sus musas acudió inocuo atento al tizón para que otro usara su ceniza poco florecida

bifurca la rodilla y el codo en celo lisiado pace conmigo la helada no cambies de sexo la caravana carcome tu panoplia el luto y sus floraciones

uncido bajo malas formas protagoniza el bronce de tu escudo un escenario de huellas dactilares sin más se masturba el feroz y terminal humano entiende de la tuya su desolación

la música destrozada de las esferas en torno de la ecuestre muertevida acorde los cangrejos secuestran un juguete degollado en su hora de espectáculo

ninfa del solipsista las muñecas arquean do el entrenador enseña la peripecia en una vértebra la emoción desliza los desenlaces al manatí y rasga acecha precipita cicuta in pharmacopoeia

factum del otro huso que llegó hasta morir crápula

la avispa confirma el hoyo en tu sien doblando la viudez como un anillo frotado con hastío los nombres apagados como nenúfares al interior de una apacible calavera que la alumbra

jacinto colosal para el pederasta casca el hojaldre tatuando el espejo carcome las irradiaciones que anegan este poro

pasmado habido residuos escoria retirados a una estéril resaca del músculo qué consigue el cómo llanuras establos y matahambres en el maniquí ovoide se engendró la playa menguante

tercer mundo impromptu se revuelca en la avenida ensimismado con tenias y vermes de agüero oh presagio constante del tótem

por si fuera cierto el bárbaro rumor desoye el candor del pus introducido en la carroña

depuestos el azogue y el imán culmina esa curva pero nada derrama el abismo forestal ningún abrazo el muelle arde en vano

omnímodo pasajero acomoda el cofre y fragua la imposible petición a las fogatas inquieto por la zanja que guarda los techos meados

un estratega inmóvil arroja su vida a antiguos predios oh metástasis de lo dicho exquisita médula que no

el jardín eccemático contrae un charco nuevo distopia que cae de mis manos y muta los párpados el inmueble se equivoca de inquilinos

diseños desperdigados planos de un ingenio en formación ante qué reposo la multitud observa las contusiones el ciclo del punto cardinal en la cartografía oh convaleciente anfibio acupuntuado madrigal

nuevas aguas tiemplan los estigmas del gemelo monarca la armadura contigua para vidamuerte quien provee la espada pliego y acueducto hurgado cual inútil síntoma para demarcar el destierro

una elipsis al ras del narciso y la polilla rumbo al equinoccio del suburbio acoplan de cuajo ovaciones entre nuestros utensilios cantáridas

escena de cuerdas vocales sumergidas

un sátiro cacarea con el himen transparente y oclusivo de las papilas que velan la hipotenusa desde la sedición hasta el hábito gentil

vindícame fauno corroe aquellas fluorescencias

fustiga a mis cortejos en su abisal olvido embalsamado porta mi estandarte oh milenario a usanza de circuito de imposible celebración

aquieta la viruta a heñir la madera que reincide en matutino acoso peregrinación del ascua formación del hollín generación del alelo en cuchitril parricidio

su amago de arena declara una profusa anécdota ordinaria gestión predial de archipiélago destituido

los nueve monstruos a través de la rótula su arcada desciende los poliedros rezago que atrofia el nervio y le corrige

testimonia la sucesión extraviada sabida y quebradiza

lábil y denso resplandor prende el mar indeleble a las exequias donde los buques contemplan al febril
consulta la hoguera su mimesis cómo detuvo el atavío un acicalado laberinto de praxis numeraria

que acierta fosa adulterados la luciérnaga y el queloide inverso


Kurfürstendamm, 1857





Del inédito La Vertiginosa Elipsis de Von Pelton, (2011)




N de la R: Los datos biobibliográficos del autor puede el lector interesado consultarlos en esta misma sección de Letra de Cambio en nuestro post del viernes 30 de octubre de 2009.

Mónica Delia Pereiras

Revista de Letras, Ideas, Artes y Ciencias.

0 comentarios:

 

Ads