30/10/10

Tag:

Karina Sacerdote

Karina Sacerdote

5 Poemas Inéditos




MIRADA

no sé por qué siempre son los ojos
en mí la imagen de lo universal
de lo pequeño
de la sabia luz de verdad
de la oscura marginalidad de ser
los ojos y el embrujo de los ojos
la noche en la mirada abierta
el día y el rojo de sol entre los párpados
ciegos los ojos a veces
clarividentes otras
los ojos en las manos
en la boca y en los dientes
ojos que muerden
y devoran
y tocan
no sé por qué la vida se extiende
y se muere también
en el círculo de mis pupilas


TANGENTE


ahí
en mi punto de tangencia
los silencios se concentran
las culpas se agrupan
mi papá cierra los ojos
mis dedos se corrompen
vuelvo a llorar en un rincón
las luces se despedazan
y vos
justo ahí
llegás del infinito para no ser-me
y te vas
te vas otra vez


ROJO

el acero al rojo en la piel
el arrebato de conservación
el rojo en crecimiento
recorriéndolo todo
llenando todas las células y los nervios
y la cabeza inmersa en el tormento
la voz el pecho el grito
todos los huesos
lastimándose hasta el pelo y las uñas
hasta lo que no se soporta

y luego
delicadamente
pacífico el rojo tiñéndonos por completo
ser ese dolor también
saber que ya es parte nuestra
que así somos
y dejar de dolernos


PERRA POETA


perra poeta que no poeta perra
me tocó parirme muchas veces
para que la boca no se me haga a un lado
para que todo el cuerpo hable
y diga en ladrido potente
desde la sutil lágrima bífida
hasta el estruendo del miedo
ladro
aúllo cuando la noche se inclina
y en el confín de un mundo que me toco en suerte
abanico con las pestañas /olfateo la tierra
lamo las manos de quien me ama
como y duermo
protejo y muerdo
muerdo para dejarle a la vida mis marcas
ladro
para que la vida ya no me azote el lomo
ladro
ladro los versos
aúllo / callo
me duermo
y dormida perra ladro


IMPUGNACIÓN



me niego le dije
me niego inaudita
a descreer de mí le dije
a dejarme caer ruina
a bajar la mirada desafío
me niego le dije
me opongo
a marchitarme
a resignarme a la decadencia
me sublevo al deterioro de la palabra
y de los ojos incendio
y de la lengua escalpelo
y de los labios besos
me opongo le dije al ángel
al ángel oscuro que me asedia
se lo dije sin grito sin mácula sin saña
se lo dije sublime y férrea y valiente
y  tal fue mi certeza
y fue tal la mentira de su gloria
que manso bajó la mirada
y aún asediándome
y jurando no abandonarme nunca
cayó de rodillas
y me pidió perdón




KARINA SACERDOTE poeta y narradora argentina, nacida en Buenos Aires el el 26 de septiembre de 1971.  Experimenta en la danza, el teatro, la pintura y aunque escribe desde siempre, recién en el año 2001 comenzó a mostrar sus textos en Internet.  Integró varias antologías internacionales editadas en España, Venezuela, Chile, entre otros. Creó y dirigió el foro literario Azul y Palabras; coeditó también el boletín literario y la página WEB de dicho proyecto. Fundó y codirigió Revista Axolotl, Literatura y arte en lo profundo durante sus dos primeros años y hoy continúa como colaboradora con su columna “Hombro al desnudo”. Coordina, junto al grupo Axolotl, el ciclo de lecturas Picadas literarias. Participó como jurado en varios concursos de cuento y poesía. Ha sido publicada en numerosas revistas y páginas literarias y culturales de todo el mundo. Sus poemas fueron traducidos al catalán, al inglés y al portugués. Forma parte de La Abadía de Carfax, círculo de escritores de horror y fantasía liderado por Marcelo di Marco y que ya cuenta con dos libros publicados. Su poemario Terapia intensiva se presentó en Buenos Aires en 2009. Participó como ilustradora en el libro Ahh –Amores Humores Horrores- Ediciones Artilugios en 2010. Coordina el ciclo “Bendita Erato, varieté literario” que va por su segundo año. Coordina Eros Aires, encuentro internacional de literatura erótica. 

Mónica Delia Pereiras

Revista de Letras, Ideas, Artes y Ciencias.

1 comentarios:

CrisArte dijo...

què fiesta de la palabra. Excelente equilibrio de tiempo y magia. El amor en su mejor foto. Bravo, por Karina, me paro admirado a bendecir tu duende.

 

Ads