6/11/14

Tag:

Mauro Morgan


Mauro Morgan
Hospital 
y otros poemas




De: Drama [2014]



HOSPITAL



Pero
El cielo es otra herida
una sombra
ajena también: tuya

1

Otra vez gira interna la vida
Como en un polígono desde
El hospital
Desde deshacer descose
el traje blanco de enfermos
de sombras desnuda
todo reflujo que podría
escaparse si la vida
no fuese intento
de escaparle al hospital.

Toda paradoja es un espiral
Abuela
Sólo vuelve de mí el arrojo
Interno al suero
Al enfermo que agoniza
que se abriría en una flor
si todo árbol no fuera estatua:
el río
no apaga la escarcha y
están hechos de la misma cosa.



Nadie sana tu dolor

2

Ahora que sólo me hablas/ Desde tu alma /Porque tiembla /Viejo cuerpo y tu voz  /O viento ya no sopla. Ahora que /Sólo soplas el aliento  /En una patada a las palabras /Casi mudas de verte el alma. /Que me alientas el soplido /Bajito desde la cama  /Para que no respire cruzada el alma/¿Podrá tu pecho resistir /Los días callados /Una ausencia otorgada  /A mi noche que taquicardia /Al día como infarto?


3

“porque me tocó a mí este agujero desgastado”
“Por qué a mí el desgarro”
“¿Qué es un pasillo de hospital”
Y seguro te preguntas
si la muerte es tu bienvenida
arriba del corazón o abajo.



EL TRABAJO DE LA PESADILLA

1

Se deshizo la cama y recuerdo
La última fuerza.
Siempre estuvo vacía.
¿A quién engaño entonces?
Al miedo.
Y si tengo miedo de no engañar
Lo suficiente
a lo que aúlla
puedo caer en una cama.
Dormir
Y  mi última fuerza
fue descubrir
Que la cama
se deshizo.


2


Al despertar no encontré la ayuda
No es fácil estar  sentado.
Si se asomara una araña cargaría de peligro
el vacío.

¿Qué es, exactamente, el cordaje
Si se estira entre las redes?

Trabajo desde la luz un rincón alejado.
Para que venga suave. Pero suave
es caer en una cama. Dormir.
Que mi sombra no sea la nuca.
Igual en secreto había estado reventando
Lo que el mismo silencio no podía decir:

El borde de la ventana es oculto. Mis
Ojos no se abren desde hace años.

¿Puedo pedir ser más hombre?




RESURRECCIÓN


Ahora que tu cara está vacía
de la sopa no sale espuma
Como en el juego de abrir espejos
Como en el juego
antes del llanto, la sombra de tu
Columna
Sobreviene al amado,
no deja huellas ni acaricia
el perfume.
Ahora que se antepone sorda
la habitación del sueño
¿qué Falta?, dime, en los tendidos crucifijos
llamándote  y rezando
Tu calle, la cruz. Una distancia llena de fósforos
Acaso la desgracia ajena rezando.

¿qué faltaría para que el “tengo” de mi nombre,
no huya  impasible
Por una corta cornisa del destino? Una ciudad
No conozco, casas y calles exactas.
Perros custodiando el olor a miedo
Caballos.


Ahora que la palabra se hartó
del deslumbramiento
Y este cuerpo no quiere continuar
el hambre
Que mi voracidad se raja y muerde, que cada clavo
Responde la voz de tu cara más humana que vacía,
¿me dejaré ir?
¿llegará ese polvo que desprecio y que no es mío?








MAURO MORGAN Es un poeta argentino nacido en Rosario en 1988. Sus poemas han sido publicados en diversas revistas: Analecta Literaria [2009]; Groenlandia (España, 2009); Viva la Palabra (México, 2009); Poesía Viva Rosario (Argentina, 2009); Cinosargo (Chile, 2009); Vieja Lilith (Argentina, 2010). Participó en Breve muestra de Poesía Argentina actual (Foja de Poesía No. 037) de la revista Mexicana “Círculo de Poesía”. Fue galardonado en el concurso de Varadero, Cuba, Poesía de amor Varadero. Es junto con Ale Méndez, Jefe de Sección de «Letra de Cambio», la sección de Nueva Literatura Hispanoamericana y miembro del Staff de la revista digital Analecta Literaria (Argentina). En prensa se encuentra su primer poemario Drama [México, 2014].


Analecta Literaria

Revista de Letras, Ideas, Artes y Ciencias.

0 comentarios:

 

Ads