16/4/13

Tag:

Augusto Enrrique


Augusto Enrrique

16 Poemas


1. ABCDARIO

A
Justo cuando la luz pretendía ahorcarse
la noche también se suicidaba en el cielo

B
Estos ojos, estos pilares donde se asienta el desconsuelo
te miran desde el recóndito sitio de las esferas

C
Cuando la noche te pulverice en aerosol sobre los techos
vendrá tu rostro flotando como un camalote
en el estero del recuerdo

D
Te ibas desde la visión a la ceguera
desde la llama a la triste brasa que ya no quema

E
Si es verdad que habla con los diamantes
entonces escupe brillo por la boca
Y escucha a la piedra preciosa
cantando su color sin color
y su canto mineral de la alegría

F
Porqué este loco suspirar de mi alma
Porqué esta huida de mi corazón
Porqué tantas preguntas

G
Como explicar con palabras que la recién llegada
caminaba sobre el espejo y no a través de él
No se llamaba Alicia, no se llamaba ni venía sola
Yo la traía a cada rato con la mente



H
Cuando me tatúe tu imagen en los ojos
entonces la tinta de tu corazón
habrá perforado la memoria de las miradas

I
Tus ojos ardían en medio de la oscuridad
Ardía tu mirada en medio de tu oscuridad
De lo que puede deducirse que vos eras lo oscuro

J
Abrí un boquete en el silencio
y me fugué de la cárcel de las palabras
Todavía estoy prófugo

K
Te irás sin quedarte es obvio
Pero yo iré contigo y tú irás conmigo
A pesar de que viajaremos a distintas ciudades
con el mismo nombre

L
Pero si yo fuera el silencio me dejaría preñar
con tal de parir una palabra, una sola
Que rompa para siempre la casa sin sonidos

LL
Necesito una tregua en esta guerra con la palabra
Necesito una tregua en esta guerra por la palabra
Un cuerpo mudo que se abra delicadamente sin urgencia
como una flor que habla a través de sus pétalos

M
No fuí un extraño y sin embargo sentí humos familiares y no tanto
cuando atesoré las palabras para regalárselas a tu cuerpo

N
Que los pájaros dancen en el aire
trayendo palabras en su garganta
para cuando no podamos volar en el silencio

Ñ
Quiero mi palabra escrita en un muro
Quiero comprender la tristeza del muro
Y darle mis letras a su piel áspera y desierta

O
Alguien consumió el itinerario
que debían realizar los ángeles a través de la avenida
Después vomitó los lugares de destino

P
Esta urgencia que tiene sed de tu encuentro
Esta medianoche que extraña tu estrella
No son sino nombres de la falta de tu presencia

Q
Que el silencio haga abortar a su hija: la palabra
El silencio no quiere nietos

R
Un ataúd para la pequeña muerte de la noche
Un pequeño ataúd y un par de lágrimas a lo sumo

S
No me conozco, no me conozco, no me conozco
No soy yo el que repite las palabras muertas
Yo soy otro, otro, otro yo, no me conozco
Tengo que averiguar cual es mi nuevo nombre

T
No es mi corazón muerto
el que sufre terremotos de latidos
No, es el animal que danza sobre el color azul
el órgano que suena al mediodía

U
Algunas noches escribo
Para hacer la noche me faltan palabras
Y mis párpados están casi muertos

V
Con el propósito de mirar estoy mirando la imagen
Nadie miraba el relámpago de los pájaros de adentro

X
Quién fue el cómplice que permitió que mis ojos
se desangren en la oscuridad
Quienes fueron los que forcejearon con mi sombra

Y
Los escorpiones lloraban su veneno
Aguijoneaban la noche
entre ojos y sangre, entre rojo y ríos
Los fetos de escorpiones esperaban
el nacimiento del veneno

Z
Como un animal herido te ofrendé mi voz
Peregriné hacia el templo de tu boca
a través de las horas
Y mi última palabra fue tu nombre.






2. PSICOPOEMA

Yo pude huir de mi territorio anímico
para eso cloné mi ser
y dejé a mi otro yo en el paisaje de las imágenes.
El ojo mecánico de la estructura cayó en la trampa
Porque el ojo estructurado se alimenta
de la presencia de la imagen

Vagar por el bosque de símbolos
hasta encontrar el árbol de la imagen
el fruto prohibido de la forma

El clon que dejé, ahora seguramente duerme
sobre el suelo cubierto de pétalos
sobre el recuerdo ebrio de lo que alguna vez
fueron las flores para las abejas del deseo

Y ahora hablo conmigo para escuchar mi voz
para ponerme de acuerdo con el silencio
para desentrañar el mito que han construido de mí
los labios falsos de la estatua
la dura inercia de la mente de piedra
la distorsión que produjo un prisma imperfecto
de los colores de la belleza

Y si me deseo otro, ese otro no es más
que una forma distinta del verbo que separa
el sujeto y el predicado de mi persona

Yo no oculto mi corona, sin embargo nadie la vé
porque está hecha de espinas invisibles
Yo he renunciado a mi trono
por las cenizas de las estrellas

No paseo la imagen de mi locura
por la pantalla de tus ojos

Si la luna se suicidara chorrearía su lactescencia
sobre el río azul de tus ojos
pero no hablemos del suicidio, de las lunas,
ni de las coronas ocultas que los reyes no muestran
sino del vértigo de tus labios ante el deseo

Lo que vamos a hacer es averiguar quien fue
el asesino de tu felicidad, porque seguramente
está libre y seguirá asesinando

Sobre tu planeta siempre es de noche
la palabra sagrada de tu boca aún no ha dicho
el nombre de la estrella dorada

Recién empieza el génesis, tu corazón aun no late
tus ojos no han sentido el ardor que produce
la luz roja de la sangre

Ahora estás girando como un disco
en los remolinos de la noche
la púa de mis ojos lee los surcos de tu pensamiento

Yo no necesito llamarte
porque las voces de los astros te invocan
y el mantra del recuerdo perdura
en el oído de tu memoria

Tu problema es que te gustan demasiado las palabras
sos un pez brillante que nada en el río de las letras
La forma más fácil de atraparte
es fabricando señuelos construidos con conceptos

Hundirme bajo la fresca sensación de la superficie
volver a ser la semilla que dió origen
al árbol de la imaginación, y encender los cirios
que aún existen en el templo de tu alma

Tú sabes lo que quiere decir el lobo cuando aúlla
no anuncia el fín de la alegría
sino la mutación del ser en un cordero

Con el agua de la eternidad habrán de ungir
la inocencia de tus sueños

Yo estoy fuera de cuadro,
la cámara no puede enfocar lo esencial
No quiero sentir la bella condena
de ser una imagen a admirar
por la lujuria insaciable de los ojos

Solamente desnudaré mis ojos para verte

El pájaro ha descendido
y pronto se transformará en serpiente

Mientras tanto los dementes hechos de oro
ahorcan a la niña llamada Esperanza


3. PLEGARIA A LO INASIBLE

Inasible es aquello que huye del amor
Quedarse es hacer un pacto con el instante
y extorsionarlo para que no transcurra
Inasible es el tiempo
Es lo que troca en distinto
y lo que prolonga su forma en la mutación
del símbolo
En esa mutación la materia recobra su esencia
y el símbolo pierde su forma
Y así la variación produce la belleza
Pero lo imposible no escucha a la mente
que pregunta
La voz que imita a los zorzales
es de una niña oscura de ojos azules
Y lo inasible en manos de oro suena precioso
La llama es caliente cuando se eleva
y penetra las llagas
por eso la niña es volcánica y está dormida
Si vá por la vida su caminar es invisible
y no la seguimos
Hay un camino donde nuestras huellas
nos recuerdan
que alguna vez caminamos
pero hay otro camino invisible
donde nuestras piernas son alas
No es el instinto el que nos empuja
hacia el ocaso
sinó la belleza abstracta del cerebro
Pero el instinto rechaza lo eterno
La admiración puede convertir
al silicio en diamante
pero los diamantes
ignoran el concepto de belleza
Nuestro destino es alcanzar lo dulce
de una naranja
y dejar que el cuchillo del tiempo
quite la cáscara del alma.


4. EL EMBRIÓN

No llegué al final, el lenguaje no es un vehículo
apropiado para eso.
Tanta metáfora y tanta sangre para llegar al absurdo.
Quiero que a seguro lo lleven preso.
¿Quién se anima a ser un nudista metafísico?.
El horror ha quedado huérfano de sustantivo y adjetivo.
Nuestros ojos aniquilados serán el embrión
de la mirada verdadera.
Estoy en mi mesa (o en mi cama que es lo mismo).
Estoy escuchando y esperando, solo y en silencio.
El mundo todavía no ha llegado.


5. FOTÓGRAFO DEL FUTURO

Una luz infinita en los paisajes de A. D. N.
y un río cristalino como un diamante

Fragmentos de un corazón roto flotando en el aire
y los ojos rojos de un conejo brillando en la noche

Se ha ido
Se ha marchado

Un pequeño sol que se ha muerto
Una pequeña gran muerte que dá vida a las lágrimas

Rara y no encendida
apagada y oscura como una estrella muerta

No quiero sonrisas
ni saludos de compromisos

El silencio es un tigre muerto
en la selva de las palabras

Mi pequeño dolor no cabe en el universo

¿Quedará aún el silencio
después de la última palabra?

Seguramente, porque la tristeza me dejó mudo

La luz infinita sigue sobre los paisajes de A. D. N.
Me guardo esa imagen que todavía no existe
porque soy un fotógrafo del futuro
       

6. LAS MANZANAS SON UNA TENTACIÓN

Un tajo que corte la superficie de las cosas, y un interrogante indescifrable. Nadie percibe las pequeñas voces de mi cerebro, ni las plegarias escondidas en mis manos.
Acaso el corazón sabe algo, o solamente ensaya nuevas preguntas en cada golpe.
Nadie sabe quien vive en la casa de fuego, ni que ojos vagan entre las canciones y los libros.
No puedo domar el caballo de la metáfora, ni siquiera el de los sentimientos.
Puede que cada noche venga a recordarme un poco quien soy, a ofrecer un mapa, una señal, o al menos una autopista por donde viajar a encontrarme.
Y que puedo hacer yo, más que tratar de sonreír como sonreía cuando era un niño.
Sonreír y desear manzanas y "Evas".
Encontrar alguna respuesta es como encontrar una aguja en un pajar, o como encontrar alguna metáfora nueva, si es que se puede.
Que le voy a hacer, desde chico tengo problemas con la autoridad.


7. EL HUÉRFANO DE LA IMAGEN

Todo conspira contra mí
Estoy en medio del sabotaje de la nada

Mis huesos se desintegran bajo la tierra del delirio

Sostengo mi cráneo sobre el ocaso del día

En las ruinas contemplo mi nombre
Los pescadores de hombres no encontrarán
mi cadáver, en la noche azulada

No soy el ombligo del mundo
pero han cortado el cordón
que me unía al útero de la realidad

Soy el huérfano de la imagen
Algunos me llaman símbolo
pero nadie sabe mi nombre.



8. PROTOTIPO M

I
Basta de retórica y basta de mártires

Quiero sentarme en tu mirada de ojos color césped

Tus ojos verdes y dulces como marihuana

Y luego ir a tu casa volando
para no cruzarme con Nadie en el camino

II
Quiero tu flor mojada por el rocío
y escuchar el rumor a manantial lejano
de tu voz cristalina
en la otra orilla de la noche
 donde nuestro amor es posible
y lo imposible es real

III
Para no ocultar mi voz entre palabras
necesito vivir en el silencio de tu boca

Por eso una gota de mi sangre
es más elocuente que cualquier discurso

IV
La tribu de mis palabras
baila y canta adorándote
diosa del silencio

A ti quiero nombrarte
hasta que las letras de tu nombre
se consuman como fósforos
y pescar tu pensamiento
con un anzuelo de conceptos

Tu mirada me pertenece
porque me la he ganado
a fuerza de entregarte mis ojos

V
Tú bendeciste mi imagen
y este acuerdo con la luz
de tus ojos verdes como la hierba


Tú bendeciste este (encierro) brillante
este exilio de visiones

La primera y la última letra
extraviadas de tu pequeño alfabeto

Y el Deseo es mi deseo
de tus ojos deseados
y deseosos de verme



9. LA INTELIGENCIA DE LA PIEL


Yo te llamo, te llamo desde un pequeño barco, desde un ataúd que flota sobre las aguas del río. Había enterrado tu imagen bajo la tierra del recuerdo. Sin embargo en el espacio negro de la inocencia, tus ojos hablaban como unas pequeñas figuras de color azulado. La inocencia me había atrapado. Tenemos que aprender a usar la inteligencia de la piel. Me habían dicho que soy una serpiente, pero yo no me arrastro.

Un gato azul caminaba sobre los techos metafísicos del misterio. Pequeñas calaveras brillaban como diamantes bajo la mirada de la luna. Yo buscaba el hueso que me faltaba para completar mi esqueleto. Respirar entre la belleza me asfixia y me envenena. Solo las cenizas de un pájaro habían quedado como vestigio del vuelo. No está y sin embargo vino. Vino como un lenguaje que naufraga porque el salvavidas de la palabra está pinchado. ¿Por qué esta condena a hurgar en el silencio? O será una bendición que todavía no comprendo. Aún si me cortara la lengua mis ojos seguirían hablando. Nada puedo hacer si me desplomo. Nada. Por eso construyo los caminos que unen las ciudades que existen en el país de mi alma. Algunos te condenan por tener cara de niño. Otros simplemente por ser un niño. El amor te inmuniza, es cierto. El amor te inmuniza. Aunque tu cuerpo vibre y respire confuso como un fugitivo. Ya no imitaba los gestos aprendidos. Ahora empezaba a crear los míos. Inventaba nuevas formas para luego caer hacia el fondo del pozo conocido. Necesito una mujer con la piel inteligente, porque la verdad, a veces estoy harto de la poesía.


10. PESIMÍSTICO

Me cansé de esperar, no espero nada
o en todo caso, espero lo peor
La esperanza padece de arritmia
Mi asmática ilusión apenas respira
el oxígeno de nuevas utopías
Me entierro en cromo
Mis venas son el termómetro
que tiene el mercurio de las lágrimas
Macabro es el sueño que me lleva
hacia la belleza dorada del otoño
Me entierro en oro
y soy un cadáver brillante
en la cripta de tu lascivia
Que venga lo peor
pronto seré un vencedor vencido
El tiempo de la espera
mutiló los cuerpos de los días
Me lavo las heridas
en el río ámbar de tus ojos
Viajo en la egonave
por los grises laberintos de la lluvia
No existe la salida hacia el sol
y las palabras golpean contra mi cráneo
Solo tengo fé en el comienzo del fín
¿Dios? ¿me escuchas?
seguirás creyendo en mí
aunque yo no crea en Tí
El paisaje mental se cubre de dudas
y solo tengo la certeza de tus manos
Florece tu mirada como un satélite mío
orbitando la atmósfera de los sueños
Quédate conmigo
a esperar el último viaje
No temas, prepara tu equipaje
yo te espero en la bitácora
mañana partiremos hacia la desilusión.


11. BLANCO

Hoy todo es blanco y se parece a la nada
Mi habitación ha perdido los colores
y me volví invisible
Mi cuerpo se deslizaba en líneas blancas
y el vacío se sentía tan aterrador
No pude ver quien era yo mismo
pero pude saber lo que era
Era la pureza, la zona sin contaminar
de mi universo
y entonces sentí la perfección
la estéril perfección de la nada.


12. PLEGARIA PARA TU DIOS ÍNTIMO

Voy a insertar en tu vientre una plegaria
y a regar la negra gramilla de tu centro

Llaga, labios, surco

Tu dios íntimo me pide una plegaria
Tu dios íntimo necesita una plegaria

La llaga que no seca
los labios piden besos
el surco, la semilla

Oremos sobre el altar de tu pecho

Ahora
            y en la hora de tu deseo
Ahora
            y en el templo de tu fuego

Que yo sea contigo
Que tú seas conmigo

Que tu dios íntimo ruegue por nosotros

En el principio era mi verbo
y luego fue tu carne
cuando inserté en tu vientre una plegaria.


13. Y SIN EMBARGO DIGO ALGO

Tengo miedo, mi jaula se convirtió en pájaro
y volví del cementerio, donde los demás
ponían flores, a infinitas tumbas con mi nombre.

Detrás de la noche, mi cuerpo danzaba como una serpiente
poseída por el espíritu del vino.

Es la hora del estruendo
el instante de ahorcar a las palabras.

Y sin embargo digo algo
lucho contra las palabras y por ellas
aunque no diga nada digo algo
aunque no parezca digo algo

Todavía me queda un gramo
de la droga de la inocencia

Voy a arrancarme la cabeza
para probar que alguna vez estuvo en su sitio

Recién aprendí a besar al mundo
la próxima vez le meto la lengua

Cuando era un anciano
corría sobre un caballito de juguete
es decir jugaba
y mi corazón se arrancaba los pétalos
para saber si yo la quería o no

Pero después, volví del cementerio
donde los demás ponían flores
a infinitas tumbas con mi nombre
y yo también me puse una.



14. LA POESÍA NO SIRVE PARA NADA

Ya perdí mi nombre y caí en el engaño de mi sangre. Antes de aprender a mirar hay que escupirse los ojos. Hace rato que saltamos hacia el silencio y bebimos el vaso vacío de la sed. Vivo de muertes lejanas, del corazón caliente y de lo que late en la sombra. No puedo hablar con palabras de este mundo, no puedo. Estoy emplumando los pájaros para que golpeen al viento. Yo soy mi danza y mi llanto, y me canto y me encanto como un sonámbulo vagando por la casa de la existencia. Siento una mano en mi garganta, por eso cuando tengo demasiada sed invento una lluvia. Estamos muertos, esa es la consecuencia, o el efecto. Lo único que podemos hacer es averiguar la causa. Llegar al nuevo silencio pulsando la palabra antigua. Un río de ojos y de fiebre, y una condena a vivir con las estrellas. ¿Cómo esquivar la emboscada de mi escritura? Tal vez otros sean los dueños de la palabra, pero nosotros somos dueños de nuestro silencio. Sombrías significaciones y significaciones sombrías. No, si, no, si, puede ser. Hablo, digo, callo, estoy harto de los juegos de la mente, harto de la razón. Busco en el murmullo de mi corazón, de mi corazón azul, la voz casi inaudible de mi sangre. Y alguien me imploraba que no la matara, y era la infancia. En los velos flotantes que cubren tu viaje en el agua, me lloro y me doy mi corazón y mi sangre. Como una posesión mía, que nadie me enseñó su pertenencia. Fue un perro, un perro desnudo el que arrastraba mi cadáver desnudo. Es el despertar de los durmientes, siempre y nunca lo fue, el reino de lo relativo. Yo también estoy solo y escribo, por eso estoy solo. Voy hacia mí con el eco mío. O sea: voy hacia mí, hacia mí, mí. La trampa de los conceptos, los anzuelos de las definiciones, el sustantivo sin adjetivo de la inocencia. Mirar como las hojas secas esperan la estación del viento para formar la estructura de un remolino. No esperar, no esperar, no esperar, ese es un mantra perfecto contra la desilusión. Te transmito, me transmuto, luego no sé. Bebíamos vinos azules, luego no sé. Luego otras cosas, y por último no sé. La ironía era mi casa por eso no tenía techo. Cada niño del cuadro era un niño que le faltaba a la realidad. Soy el errante, el inquieto e inquietante. Es una forma de decir. ¿Qué es ser fiel y verdadero? Acaso es posible saber que se es algo. Si algo puedo decir de mí es que no soy un es ni un estoy. ¿Cómo indagar el peso de mi lenguaje? Necesito descubrir la alianza entre mi pronombre y tu persona, y también una muñeca desdichada que beba leche de pájaro. Esto es un mapa de los ríos interiores. Y una elegía para mi persona metafórica. La palabra es el juez que condena a todo poema al fracaso. Estoy poseído por el demonio de la analogía. Solo vinimos a ver el jardín y a decir una plegaria en el crepúsculo. Algunos piensan que la poesía no sirve para nada, por lo que veo a cada rato, la política tampoco.


15. DIMENSIÓN FILOSOFAL

La noche caníbal come mis estrellas
Entonces llega el éxodo de la transparencia
Acaso mis huesos en su opaco misterio
producirán el fuego del desconcierto
Los ojos anémicos de miradas
buscan la isla de las evocaciones
Me ungieron los pájaros de la noche
en vuelos clandestinos hacia el inconciente
Los habitantes de la dimensión filosofal
deambula por la retórica de las sombras
Sueños meridianos incendian
las imágenes gastadas de la piel
Y la luna empieza a premeditar
el homicidio de la noche.

16. SAPUKAY 
(Adaptación libre y herética del poema «Aullido» de Allen Ginsberg) 

He visto las mejores mentes de Corrientes destruidas por la locura, la política, la falta de oportunidades, arrastrándose por las calles, buscando al amanecer una dosis furiosa de cerveza, cabezas de "aparecidos" atraídas por la conexión a la luna 

Quienes pobres y andrajosos se levantaron en la oscuridad de los ranchos contemplando al chamamé como algo extraño 

Quienes fueron expulsados de las academias por publicar odas obscenas a la Virgen 

Quienes se jodieron sus pelos púbicos (y algo más que eso) al volver de Paraguay con marihuana y ganarse unas vacaciones en la cárcel 

Quienes quemaron sus torsos siesta tras siesta, con sueños, con cucumelo, con floripondio, con vino, con relámpagos en la mente, que iluminaban las palabras y los árboles en los crepúsculos del Apipé 

He visto quienes se encadenaron a sí mismos a los colectivos para el viaje infinito de Molina Punta hasta el centro 

Quienes se perdieron toda la noche en la luz submarina del casino sentados junto a la botella después del mediodía en "El Mariscal" escuchando el crujido del destino 

Quienes hablaron setenta horas seguidas desde el Parque Cambá Cuá al Arazatí, desde el Museo Histórico al Puente Belgrano, batallón de conversadores platónicos, gritando incoherencias, susurrando recuerdos y anécdotas 

Quienes se desvanecieron en alguna parte dejando un reguero de postales de Itatí 

Quienes estudiaron a Plotino, Poe, San Juan de la Cruz, curandería y payé debido a que el cosmos vibraba en sus pies 

He visto quienes solos por las calles de Loreto buscaban ángeles guaraníes visionarios que fueran ángeles guaraníes visionarios 

Quienes vagabundeaban hambrientos y solos por Junín buscando rock, sexo o comida 

Quienes desaparecieron en los esteros del Iberá dejando tras suyo nada excepto la sombra del estiércol y la ceniza de la poesía quemada en San Miguel 

Quienes fueron "chupados" por la dictadura, quienes resucitaron en Bella Vista 

He visto quienes eyacularon en jardines de rosas y en el pasto del Parque Mitre y bajo el puente 

Quienes copularon insaciables con una botella, una novia, un paquete de cigarrillos, un "porro" y se cayeron de la cama y terminaron desmayándose con una visión de la última concha 

Quienes endulzaron las conchitas de un millón de chicas temblorosas, y tenían los ojos rojos en la mañana pero preparados para endulzar las conchitas del sol naciente 

Quienes iban de putas a "Playboy", "Kama Sutra", "Quijote", como SAINAR, héroe de estos poemas, semental y Dionisios de Corrientes, por sus innumerables "polvos" con chicas, en baldíos, moteles, "bulos", pensiones y departamentos 

Quienes se desvanecieron en el Cine Rex, se transformaron en sueños, despertaron y se encontraron descorazonados en la 3 de abril 

He visto quienes caminaron toda la noche esperando una puerta para entrar a un cuarto lleno de perfume de mujer y cariño 

Quienes crearon grandes dramas suicidas en el puente bajo el rayo azul de la luna y sus cabezas fueron coronadas por el laurel del olvido 

Quienes comieron el yacaré de la imaginación y los surubíes del Paraná 

Quienes tosieron en el segundo piso de algún departamento de las populosas "1000 viviendas" con llamas bajo el cielo tuberculoso 

Quienes cocinaron gatos, tarariras, pacúes, pulmones, corazón y chipacuero 

He visto quienes se cortaron las muñecas y terminaron en el San Francisco pero no encontraron al santo, y tampoco al lobo 

Quienes viajaron a Resistencia, quienes murieron en Resistencia, quienes volvieron de Resistencia y esperaron en vano 

Quienes cayeron de rodillas en la Catedral y cuando levantaron la vista estaban en el Gauchito Gil de Mercedes 

Quienes se retiraron a Paraguay a cultivar "cannabis", o a Paso de la Patria para ofrecer odas al dorado 

Quienes soñaron y encarnaron brechas en el tiempo y atraparon al arcángel del alma y unieron los verbos elementales para recrear la sintaxis y la medida de la pobre prosa humana 

Quienes surgieron reencarnados en los trajes fantasmales del chamamé y en el sufrimiento desnudo de Latinoamérica para escuchar la guitarra que llora en el corazón absoluto del poema






AUGUSTO ENRRIQUE, Poeta argentino, nacido en San Miguel (Corrientes) el 17 de mayo de 1977. Comenzó a escribir aproximadamente a los dieciséis años. A partir de 1994 vive en la ciudad de Corrientes capital, donde participó en las antologías del Taller Literario "TANAYPO" que es dirigido por la escritora Myrna Neumann de Rey (1997-2000) y donde ha obtenido los siguientes premios: Primer Premio Poesía año 1998 del Centro Cultural Mecenas, Primer Premio Poesía año 1999 del concurso "Los Creadores" de la Universidad Nacional del Nordeste, Mención Especial Poesía año 2000, Segundo Premio Poesía año 2006 y Tercer Premio Poesía año 2010 del mismo concurso, Tercera Mención Poesía año 2004 y Primer Premio Poesía año 2006 del Concurso Literario Anual de la Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Corrientes, y Primer Premio Poesía del Concurso del Taller Literario TANAYPO año 2010, entre otros.También participó del libro Poesía Joven del año 2002, y fue uno de los miembros fundadores del grupo de artistas independientes "LOGOMAQUIA", que duró desde el 2001 hasta el 2003 aproximadamente y que organizó debates, muestras, y jornadas literarias como "POIESIS" en el Instituto San José de la ciudad de Corrientes. Además fue miembro del Comité Organizador del "I y II Encuentro de la Nueva Literatura Correntina" en los años 2003 y 2004.




Analecta Literaria

Revista de Letras, Ideas, Artes y Ciencias.

2 comentarios:

mila dijo...

maravillosas...las he leido un millón de veces y no me canso..mil besos!!


augusto enrrique dijo...

gracias por leer mila

 

Ads