17/12/11

Tag:

Lucio Greco


Lucio Greco
6 Poemas





A ORILLAS DEL URUGUAY

mis ojos deben ser todo pupila:
cada vez que los detengo
en la calma superficie viva
intuyo nuevos secretos

el uruguay conquista mis pensamientos
solo él existe

este río también es de plata
y de barro
y sus aguas son densas
soportan el peso del cielo

si pudiera congelar momentos
congelaría el río

sentado
a orillas del uruguay
un suave y dulce pensamiento recorre mi piel
acá el desierto no tiene tierra sobre la que avanzar

ahora
a pie
por la ciudad
cruzo algunos esqueletos de dinosaurios
sin paredes
sin techo
sin dientes
monumentos a la soledad y al abandono
anclas

carnicerías
iglesias
cadáveres de la evolución de mi raza

tantas criaturas asesinadas
un mundo entero
edificado sobre cimientos de sangre y terror
de vidas enterradas en tachos de basura
y en estómagos egoístas

un mundo amueblado de camas metálicas
que gotean oscuros humores animales
un mundo de muertos vivos
de sonámbulos idiotas y agresivos
una tierra por la que no valdría la pena nacer

pero existe el río

el río domina el espacio
se impone por sobre todas las cosas

los ojos persiguen siempre el río
la piel persigue siempre el río

el río domina

el espacio es el río
y sus aguas son densas
porque cargan con las almas de todos:

de los que disfrutan de los que mueren
de los que se ríen de los esclavos

el uruguay
que es un río
me abraza y me eleva
me sujeta de los riñones
y dispara mi cuerpo hacia la superficie

me somete
una
y otra
vez

el uruguay transportó madera sangre locura amor muerte

transportó fantásticas criaturas voraces
y fantásticas bestias mansas
nació con la selva y la siguió alimentando siempre

nada va a detener al río
sus aguas son los puños de la tierra
el barro es su respuesta a los carteles
y al cemento
y a la miseria

la noche del río es más profunda que la del cielo

cuando el sol se cansa de dilatar su huída
el agua se transforma en un metal líquido y oscuro

sentado
a orillas del uruguay
el miedo supera el deseo
mis latidos persiguen lo imposible:
la misteriosa profundidad de las aguas.

¿qué cosas no habrá sobre ese blando suelo?



II: RUTA


a la hora de la siesta
el sol secándome las venas
viajando en moto
a 130 kilómetrosporhora
el camino es de acero

allá
siempre lejos
el cemento se vuelve agua
y montaña

recuerdo:

el ruido de las ruedas dejando piel

el viento deslizándose sobre mi cabeza encerrada

la voz de mi acompañante
lejana y distorsionada

el motor
muriendo de a poco
gastándose irremediablemente
sonando como un dios furioso
soplando vapores volcánicos

una oruga
l e n t a
brillante
cruzando la ruta

pies de amianto

unos hombrecitos azules
dedicados con afán
a algo para mí incomprensible

y recuerdo lo más intenso:

sentirme luz
atravesando el reino de las cosas visibles

descubrirme electrón

dejar mi cuerpo

confundir la realidad con el sueño

los colores pastel


el descanso es hiper realidad
mi cuerpo acaba en mi estómago
y me apoyo sobre unas piernas ajenas
¿r o d i l l a s?
desaparecieron

entre el pasto y mis huesos
solo hay piel

mis ideas están lejos
arde el papel
vuela mi lengua
viajan mis ojos...

el río

el cielo

Picana mon amour

picana mon amour
no sé si es miedo
lo que me oprime el pecho
y me lo deja cóncavo

el dolor existe

pero ahora es más bien como un páramo
duele duele duele duele

hasta lo más horrible acepté cuando estaba vivo
y nunca el dolor de la muerte
supera los dolores que sufren los bípedos
mientras bipedean

nunca
me parece
el dolor de un muerto
florece tanto como en la tierra abonada
por la sangre destilada de la guerra

nunca más llorar con gelman con ginsberg
nunca más quedar gagá
por el gugú que va a salir por la conchita de guguchi
(pobre guguchi
mareada
pariendo por la herida abierta roja
-el tajo suplente-
ella temblando alucinando
yo
egoísta de miedo
temblando despierto)

nunca más florecer entre las piedras
posar los ojos en el cielo
nunca más lamer la lluvia

fundiéndome de a poco en la historia
el ojo de vidrio ahora opaco
el ojo ahumado y una pregunta
como un pulso
dirigida a lo que yo era y no al que soy

una pregunta de un diente filoso
taladrando taladrando
ando ladrando pregunta taladra ladran
el coco drilo se ríe porque piensa que me cago de miedo
pero en realidad me cago en su cara
me cago en su muerte vacía y pasada
y el coco pregunta
y se ríe
y pregunta suavemente
y su orgasmo eléctrico navega mi sangre
como un río de cobre helado

y el drilo me lleva
dulce y apocalíptico
excitado
con una erección notable
una pija verde que escupe petróleo

el coco me lleva de la mano hasta la costa
y después quiere impedir que me adentre en las aguas negras
y lucha contra mi desapego
y me inyecta
me nombra

y yo me alejo inexorable
y me mezclo con el sedimento
y me vuelvo arena
manos gastadas me hacen vidrio
y recorro las calles de madrugada
ocultando del ojo curioso
el baúl que lleva los restos del drilo

el roble tambaleante
rodeado de calas y de culas balatos
su destino: aquella cripta de estampa bíblica

y un presidente que pronuncia unas palabras
que quisieran haber querido ser emotivas
y el aliento podrido de un capellán campeón del estupro

y nada más
la eternidad del barro


ÁCIDO ARGENTINO



tendría que abandonarme a esta idea
de sentir cada gota de mierda
cada pulso de esta noche
cada rata en cada cable
cada burbuja verde del riachuelo
cada adoquín
de esta Avellaneda
que huele a invierno que se termina
que parece estar velada por una niebla espesa
cuando no hay niebla
ni nada
y es el ácido el que habla
y yo
ay
pobre yo


tendría que dejarme caer
en este agujero sin viento
en el ruido opaco de las sirenas
en el olvido de todas las cosas



BICENTENARIO

son luces
luces

el paseo del bicentenario se abre
sobre la avenida de todos los días

celeste & blanco
blanco & celeste

en millones de corazones
las lágrimas de cristina
cuando con voz quebrada
dejó que la emoción la llenara del todo

200 años de esto
¿qué más se puede pedir?

por supuesto que el camino es de piedras
y claro
vamos descalzos
pero si en un par de siglos
nomás
fuimos capaces de echarnos un gobierno como este
vamos bien

¿quién sabe que sabores
nos depara el futuro
de la mano de líderes así?


con la bandera de eva
que nos recuerda el pasado
las primeras conquistas

con la bandera de cristina
que nos guía con su luz apasionada

por suerte la música
y las luces
y fuerza bruta
llenan los huequitos en el alma
de este bicentenario

las caritas apasionadas de los chicos del Gran Buenos Aires
bien valen los nosecuántos millones

los olores de la patria



PORN OF THE DEAD



los muertos se levantan
salen de sus tumbas arañando la tierra
rompen los nichos con los muñones

de los cementerios de Avellaneda
de Lanús
de General Rodríguez
de Pilar
de Aldo Bonzi

son todos del conurbano
los muertos que se levantan

de a poco las calles de los barrios se llenan de caminantes
van todos en la misma dirección
hacia General Paz
hacia el Riachuelo
hacia el Puente Pueyrredón

es obvio
quieren entrar a la Ciudad De Buenos Aires
pero no para usar los hospitales
ni las escuelas
ni para pelarse el lomo en un tacho de basura
ni para venderle drogas a los chicos buenos de Almagro
ni a los pelotudos de Belgrano


lo que buscan los muertos
que son millones
es cogerse a todos los que se crucen

y después comérselos
claro

entonces entran como un ejército
de babosos medio rotos
olorosos

muertos
que son casi todos
argentinos y argentinas

patean las puertas de los edificios
suben las escaleras
entran en cada departamento
violan y matan a todos
se llevan las tripas de suvenir


a uno le cortan la pija
después de romperle el culo con una botella rota
y lo dejan desangrarse
son creativos estos muertos
son casi
artistas

a los chicos
en general
después de violarlos
los despedazan al estilo Tupac Amarú

parece que eso los divierte
y cada vez se ríen más fuerte

la Ciudad de Buenos Aires
es ahora un infierno de gritos

ya se sabe
a los zombis no hay quien los pare

cuando se acaban los vivos
se cogen entre ellos


EVA (LA SAGA)


Eva

Eva se levanta
después de tanto tiempo
la piel brillante
brillante

como dijo Perlongher
que también era Néstor


Eva se levanta aturdida
y en un segundo todo se le viene encima
Eva recuenta su historia
su muerte
su cortejo

recuerda ser embalsamada
ser violada por unos cuantos milicos
recuerda los golpes en la caja

Eva se levanta
y la luz de la luna entra por la puerta
del mausoleo de los Duarte

Eva siente la entraña llena de gusanos
saca el crucifijo del sop
y se lo hunde de un golpe
entre los labios secos
de la concha disecada

está hermosa
con el rodete medio deshecho
acostada en el suelo
y levantando el pubis
para cogerse a cristo
fuerte
fuerte

Cristo y Evita
Dios y Perón

¿Evita vive?
¿sabés cuál es la diferencia entre Eva y Evita?

it esta esa eso it
el payaso asesino de Stephen King

y aunque no es un payaso
el hambre asesina le come las entrañas

Evita recorre la madrugada de buenos aires
y la sombra la acompaña

los recuerdos todavía la atormentan
pero ahora el hambre...

en una esquina cualquiera pisa una botella rota
mientras se saca los vidrios
que le atraviesan el pie de lado a lado
Eva siente una paz momentánea

(y no sabe
porque nunca nunca vio una de zombis
pero repite una escena que ya existe
en una de Brian Yuzna)

entonces se hunde el pedazo más grande en la mano
qué rico

el rodete
otra vez
se deshace

Evita se coge la mano
con ese vidrio verde
y suena como un dedo en un frasco de dulce


la sonrisa de Eva
esa que movía montañas
asoma en la cara de esta muerta
que sigue siendo Duarte y de Perón

poseída de un justicialismo caníbal
Eva piensa a quién debería comerse
porque esto muy lindo todo
lo del vidrio
lo del crucifijo
pero el  hambre sigue ahí

y si existiera alguna relación entre el destino del hombre
y el cielo
llovería
pero no

no llueve

Evita mastica la idea
escondida en una ochava
mira con ojos pequeñitos

y justo
justo
justo
pasa Julieta Díaz




LUCIO GRECO. Nació en 1975 en Buenos Aires. Ha publicado dos libros de poesía: Pasto de Aventura (2003) y Versos Oficialistas (2010).

Analecta Literaria

Revista de Letras, Ideas, Artes y Ciencias.

1 comentarios:

paola dijo...

me gustan los poemas, la forma en la que escribe.. me hacen reflexionar mucho.. donde puedo conseguir su libro? vivo en uno de los departamentos en buenos aires cerca de una librería muy grande pero ahí no lo tienen. hay que encargarlo?

 

Ads