4/7/16

Tag:

Lucía Clementine


Poemas




ALGO HORRIBLE

Yo solo estaba tratando de explicaros
sobre lo mierdoso que queda el colchón
tras dormir con tu expareja
un año después de que te jodiera la vida,
saliendo por una puerta
que ni siquiera sabias que estaba ahí.

Porque todo el proceso de olvidar
que me pasé mirando hacia esa dirección
y el dolor, el dolor siempre presente,
me hizo saber que es fácil
atravesarme el hueso
solo con apoyar un dedo.

Entonces empecé a visitar camas
que ya me conocía,
y adquirí en cada una de ellas
el rol correspondiente,
al gusto del consumidor,
tal y como se hace
a la hora de elegir un colchón

-Hay que tener cuidado
a la hora de elegir
sobre qué
pasar la noche-

Bueno, hizo que los días
pasaran de una forma
más o menos soportable.
Tan solo tenía que llegar a casa
y darme largas duchas
procurando frotar bien.

Hasta que -os dije- vino mi ex
y estuvimos dándole duro desde las 22: 00 pm
y paramos cuando vimos salir el sol.
Para entonces yo no recordaba
el dolor, el dolor que había estado presente.
Y lo único que ahora sé
es que me levanté con agujetas
y él salió por la misma
jodida puerta.
-No puedo entenderlo,
nunca me pareció que
hubiera una salida
de emergencía aquí-

A lo que iba;
Yo solo estaba tratando de explicaros
sobre lo mierdoso que queda el colchón
tras dormir con tu ex pareja
un año después de que te jodiera la vida.
No sé porque me escribís
diciéndome que os la he
puesto dura con estas historias.
No es divertido, de verás;
algo horrible sucede cuando
un hombre y una mujer
se juntan.



DI QUE HAS ODIADO
     
                                            
Si siempre intentas no afirmar
"He odiado"
no escribas "amor" sobre el papel.
Ni intentes hablarle a nadie
sobre tu concepto del amor.

Tú amor no sirve de nada,
pues decidiste
taparte los ojos
para no ver dónde
estaba el limite.
Y no hay nada menos apasionante
que alguien que te dice
"Se acabó pero todo esta bien".
Siempre es más honesto un;
"Me estoy
hundiendo
en la mierda"
Y esto no es una cuestión de morbo
se trata de
respetar
la Totalidad.

( Siempre
les creo
más
cuando
dicen que
me odian,
sean amantes,
amigos,
lectores o no. )

No entiendo este pánico
a negar lo evidente.
No se trata de que te amen
si no
de amarte a ti mismo
incluso en tu fracaso.

Y si eso te asusta
porque puede hacerte
vulnerable o
alterar tus planes
de llegar lejos
a toda costa o
tal vez
quedarte
solo.

Recuerda que
la meta será aquello a lo que temes
y cuando llegues verás que
el dolor
ha sido lo más
hermoso
que pudo sucederte nunca,
y el amor de los otros,
tan solo una parte
de la
anécdota.


CANCIÓN DE ROCA


He estado pensando en
cuando los templos son
habitaciones de hostal
y hay mapas de distintas ciudades
olvidados en tu cartera
y todo dura lo mismo
que los horarios de autobús
de larga distancia.
Un pelo de barba
que se confundía
entre mi pubis.
Y los extractos de mi cuenta bancaria
están justificados en números rojos
señalando bares y restaurantes
que no volveré a pisar.
Teléfonos que no tienen
por qué hacerse oír
y citas en las que nadie
se ve obligado a poner excusas
o una discusión donde se echan en cara
situaciones rutinarias en
las que alguien falló al otro.

¿Entiendes esto?
¿Si no es el lugar donde
naciste qué es lo común?
¿Si deambulamos y las calles
que pisamos no nos recuerdan nada?
¿Oiré algún día esta canción?
¿La oiré?
No puedo ser parte de una Roca que no se cruza en mi camino.
Para qué estropearlo.
Para qué.


CONSEJOS A UNA HERMANA PEQUEÑA QUE PRONTO TENDRÁ EDAD PARA SALIR DE NOCHE.


Camina con la frente alta
aunque sean las cinco de la
mañana y vuelvas sola a casa.
Evita los pasos profundos,
las calles estrechas sin farolas,
a no ser que pretendas justamente
esconderte un rato para respirar.

No temas a los borrachos,
ellos nunca podrán mantenerse erguidos.
No temas a los heroinómanos,
ellos tan solo quieren tu brazalete.
Dáselo.

Tienes que entender
que no debes aceptar nunca
una copa gratis de un extraño.
Ni siquiera cuando pienses
que eres poderosa por conseguirlo.
No lo eres.
Los cazadores suelen utilizar
dardos sedantes.

Si quieres copas yo te las pagaré.
Pero procura beber con moderación.

Teme a los extranjeros,
ellos siempre buscan medallas que poder llevarse.
Teme a los cocainómanos,
ellos han perdido por completo su alma, así que
Aléjate.

Hazte amiga del camarero.
Eso siempre es bueno.
Aprende los nombres de los
vagabundos de la zona
y ten largas charlas con ellos.

Aprende a ser desagradable,
porque vivirás muchas situaciones desagradables.

Lleva ropa de abrigo,
en cuanto salgas sudada póntela,
de lo contrario podrías enfermar
y creeme, no querrías sumarle
nada más
a una resaca.

No lleves navajas contigo,
algunos saben como quitarle
un caramelo a un niño.

Intenta llegar antes de las ocho
para no tener que pasar
por la vergüenza de no
atinar con la llave
cuando los demás ya están levantados.

Comienza a ver documentales
de animales salvajes,
aprenderás lo necesario.

Es un proceso inevitable
así que
disfruta
hasta que te aburras de todo esto.


LA CHICA DEL BAJISTA

Estaba preocupada por
estrellas del rock que nacen
y que pasarán su vida
en carreteras, camerinos
speed y mujeres bellas
-quería decir fáciles-.
Preguntándome dónde
cabria
mi amor
ahí.

Él era un cantante
que iba a triunfar
y en el concierto
la chica del bajista
se acercó a mi
y exclamó
"¡Que dura es la vida
de la chica del famoso!",
con su enorme sonrisa.
Mientras esperaba sola,
cerveza tras cerveza
a que recogieran el escenario.

Y yo pensaba en los recitales,
en las firmas de libros
por toda España.
Gente que se acerca al mostrador
preguntando por un titulo
y el dependiente diciendo
"¿De qué autor?"


Y
 en medio
de los focos,
ella diciendo
"¡Que dura es la vida
de la chica del famoso!".
Como
el más
importante
de los espectáculos.



HAMBRE


«Tenía hambre, mucha hambre. Desgraciadamente, las diez coronas sólo habían durado poco tiempo. Ya hacía dos, casi tres días, que no comía nada, y me sentía deprimido; hasta sostener el lápiz me fatigaba. Tenía en el bolsillo la mitad de un cortaplumas y un manojo de llaves, pero ni un cuarto. Cuando cerraron la puerta del cementerio, debí haberme ido derecho a casa, pero vagué todavía algún tiempo. Me inspiraba un terror instintivo mi cuarto, tan tétrico y vacío: un taller abandonado de hojalatero, donde se me permitía vivir provisionalmente. Deambulé al azar, pasé ante el Depósito, bajé hasta el mar y fui a sentarme en un banco, en el muelle del ferrocarril». 
 Knut Hamsum, Hambre.


Dormir en un sofá,
que no es ni sofá-cama.

Tener la nevera vacía
y sacar media sandía mohosa
-esta bien que esté vacía,
ese chisme no funciona
de todas formas-

Colillas vacías en el cenicero,
los ruidos de los ratones
cayendo en las trampas
sobre el techo falso.

Beber agua, mucha agua,
dolor de estómago,
largos viajes al baño.
(el agua a veces ahoga
si no flotas ni te agarras
a cualquier otra cosa)

La vida hasta mediados de mes,
luego la supervivencia
el encierro obligado,
el ayuno obligado.

Sólo lo consigues si te dices;
"Todo esto es el paisaje,
aún
no
hemos llegado".


COMIDA RÁPIDA


Empiezo a funcionar
a través de actos mecánicos.
Eso funciona para no pensar.

La gente se acerca al mostrador,
les tomo su pedido,
esperan esperan
mientras suenan
tres teléfonos
a la vez.
Luego alguien desde cocina
grita
y corro a traerles
su comida
y me dan su dinero,
yo les doy su dinero
a la empresa.

Hay días en los que
 las personas
se acumulan
en el pequeño recinto,
las cajas caen por los suelos,
mi encargada llora
en la zona de refrigeración
como una cría pequeña
porque su pareja le dejó
cuando ella le amenazó con
lanzarse de la ventana
(de hecho lo hizo,
sólo que consiguió
agarrarla a tiempo)

Al fondo alguien se queja
"Quiero mi jodida pizza".
Recuerdo lo que el jefe dijo
"Para trabajar aquí
hace falta estar loco"
Le digo
"¡Deme un par de minutos!
"Quiero mi jodida pizza
o mi dinero".
"Sólo espere" contesto.

Y esa palabra,
esa larga espera.

Ellos creen que no les entiendo,
pero oh,
les entiendo demasiado bien.


POR DIOS


Siempre ocurre así;
Ocupas noches en el hueco de
la cama con otra persona al lado,
que no se atreve a besarte
porque la ultima vez
te apartaste ligeramente
y dijiste "vamos a dormir
de una maldita vez".
Y cuando cierras los ojos
te preguntas hasta cuándo vas
a tener que soportar
ese tipo de relaciones.
Y no duermes porque
sientes lastima
por ellos,
que en el fondo no son
malos tipos pero
no conseguirán hacer  que
te olvides de ti misma,
ni siquiera un poco,
aunque te ofrezcan su amor,
su casa y sus cigarrillos.

Hasta que,
sales por el barrio de siempre,
y ves a alguien que nunca antes
habías visto por allí.
Y después de los flirteos
y de conseguir que crea que
de verdad te resulta muy atractivo,
le invitas a subir a casa
y acepta
y descubres que vino a la ciudad
a buscarse la vida y que
lo está consiguiendo
y que algún día volverá al pueblo
donde nació.
Y te besa y lo hace de veras bien,
tiene los labios carnosos
y juega con tu lengua despacio
y es un beso de los que hacen ruido
por toda la saliva que estáis
dedicando a ello.
Y la boca la utiliza exactamente igual
en otras partes
y se monta sobre ti y sientes tanto
deseo que se clava como un
cuchillo en piel mojada.
Y te mira a los ojos y dice
algo bello sobre tu mirada
y cuando te das cuenta
has dejado
de
pensar.
Y solo paráis cuando
suena su despertador
avisándole de que es
la hora de ir a trabajar
y no os intercambiáis los
teléfonos porque dice que
en unas horas volverá
a por ti.
Y te duchas y te vistes con
lo mejor de tu armario y
aunque no hay gran cosa
coges lo mejor de tu nevera
y preparas una buena cena
entonando una canción de amor
que nunca antes te había gustado
y te sientas a fumar un cigarro
esperando a que suene el timbre,
ya va con una hora de retraso
y el cenicero esta lleno a tu lado
y entiendes que
no
va
a venir.
Y te duele porque  a arrancado tu corazón
y vivir sin un corazón o
con un corazón atropellado
no es nunca
una buena opción.
Y pasados unos días estás en
el hueco de la cama con
otra persona
diciendo
"Por dios,
ni se te ocurra besarme".




LUCÍA CLEMENTINE (Lucía Dominguez) nació en 1991, en Barcelona, España. Sus relatos y poemas han aparecido en medios como: Underbrain magazine, Revista Excodra, Servesa Biar, Mono grafico y Playground, donde tambien ha colaborado puntualmente con artículos. Actualiza regularmente su blog www.luciaclementine.com Actualmente está trabajando en su primera novela, Follar, que saldrá editada en unos meses en la editorial En su tinta.



Analecta Literaria

Revista de Letras, Ideas, Artes y Ciencias.

0 comentarios:

 

Ads