27/9/14

Tag:

Alejandra Benz


Poemas


Como todas mis estupideces

me duele la panza
de hambre
o de ganas de escribir
que te quiero contar un montón de cosas
otra vez estuve así
diez días en la cama mirando la tele
te dije de la olla que es para los negros
que hay un video en donde estoy yo
malla azul y blanca como si fuera
la bandera de Japón, tengo el pelo corto
soy feliz
la cumbia se escuchaba después
el asado en las mesas de cemento
caliente, que te dejan granitos
en las piernas
y yo digo ¡pidamos una pizza!
hay muchos autos adelante
vos mirás por la ventana
this is not america, dice Bowie
juego con el chicle entre los dientes
los momentos de callarse, de silenciarse
son iguales todos
y yo los quiero llenar con ruidos
con angustia
haciéndome la dormida
parpadeando rápido
amor, comamos en la cama
que estoy mirando tele
los trenes de new york se ensamblan en brasil
me encantaría que te importe eso
como todas mis estupideces
que no puedas vivir sin escuchar
cómo me sueno los dedos



En un cuaderno del ‘68


Lo que no alcanza
y lo que es demasiado.
En el medio estás vos.

Si pudiera
rebotaría en tus párpados.

Nuestra distancia es la de los años,
inevitables.

Estos brazos que te rodean
son de remar contra la corriente.


Atómico

¿Y si te gusta cantar?
¿Y si te gusta la sombra azul?
¿Y si te gusta batirte el pelo?
¿Y si te gusta revolear la cabeza?
¿Y si te gusta mostrar así, una pierna?
¿Y girar dando saltitos, te gusta?
¿Y si te gusta tomártela toda?
¿Convidás?
Y si ahora ya sos grande, ¿cómo sos?
Vos pensaste que te robó, ¿y el otro?
Ese te podía matar.
Todas te robamos.

Na nanana nan n ana na
Uuuhh Uhhh aahh ahh



Si siempre quisimos ser Debbie Harry.


Diario



La capital del domingo,
para mí, los clasificados
la casa más cara y
todos los cursos
¡peluquería canina!
qué tentación…
Para vos los muertos
y los nombres que no aparecen,
de todos los que te robaron
guita y tranquilidad
que a veces
son la misma cosa.


Soñé que yo ladraba
   
                                                a L. M.


Justine bebe a los pies del diván
el agua con la que sueñan
los eyaculadores precoces y los incontinentes.
Le muestra los dientes
a los melancólicos separados,
al horror mojigato del cáncer,
a los sesos frescos de los que ignoran
que los significantes son prestados.
Le mueve la cola
a la parafernalia de la seducción histérica,
a la monotonía pegajosa de los obsesivos
en el remolino de perseguirse.
Se hunde, se duerme.
Treinta años después de la muerte de su amo
una analista sueña que ladra.
Su perra, como Justine,
bosteza ante el despliegue del inconciente.



ALEJANDRA BENZ, Nació en  Esperanza, provincia de Santa Fe, en 1982. Vive y trabaja en Rosario.  Es psicóloga por la UNR. Publicó poemas en Danke, GUAU! y ediciones de Ivan Rosado. Participó en lecturas de poesía en diferentes espacios de Rosario. En 2012 publicó su primer libro de poesía Torta Alemana, Colección Brillo de Poesía Joven, Ediciones Iván Rosado y fue invitada al XX Festival Internacional de Poesía de Rosario.

Analecta Literaria

Revista de Letras, Ideas, Artes y Ciencias.

0 comentarios:

 

Ads