24/3/13

Tag:

Norman Petrich



Poemas Éditos 
e Inéditos


De: La espera (2000)


01. DESALOJO

fue una buena vida se dijo el viejo
ordenando los recuerdos
sobre el mantel lleno de migas
como quien revisa los recibos del alquiler
pagados en los últimos años
buscando un error
para luego sin dudas ni rencores
dedicarse a esperar

después de todo
con esta jubilación
no hay vida que alcance
y la muerte nunca falla
a la hora de hacer valer
la orden de desalojo


02. QUÉ OTRA COSA 

caminar prometiendo imposibles
y cumplirlos
descolgar soledades
y transformarlas en carne
descifrar el mítico paso de los espejos
crear pájaros de papel
llenos de vida
con viejas recetas médicas
deberán esperar
ahora que es la hora de elevar los puños

qué otra cosa podemos hacer
cuando la realidad
lanza sus bestias a la calle
a devorar las flores
de nuestro jardín
vomitando plomo sobre el miedo que huelen
detrás de las puertas bajo llave
juegan con la inocencia
la violan
le pegan un par de tiros
por treinta monedas como el iscariote
hasta sacarle cuervos por los ojos
y convertir este triste poema
en el noticiero de la noche


03. POEMA DE AMOR 


el olor de las gomas quemadas
      por los huelguistas
de la bala perdida que atraviesa
la calle el miedo la sangre
y se incrusta por la mañana
en la primera plana de los diarios
de la basura que mitiga
el hambre mendigo
de las ollas populares
y los populares desocupados

es suficiente perfume para inspirar
este poema de amor
en donde los amantes
apagan los televisores
y salen
de sus cuevas
a patear realidades
a escupirle en la cara


04. ARGENTINO EN ROMA /EL EXILIADO/

juan gelman en vez de pan
trae un adoquín bajo el brazo
un adoquín lleno de sangre

lo baña con su sudor
y de esa manera cumple
con los deberes del exilio

vale decir

no olvidar al verdugo parado
sobre el umbral o el océano
un océano de gente

gente que no es esta
que lo ve pasar
por la vía del corso
con un adoquín
bajo el brazo
allá por 1980


De: Fuegos levantados en las sombras vigiladas (2002)


05. PARÁBOLA SOBRE MUROS 

mire la cosa es así
el ruido aturde
por el golpe que aturde en el lugar
donde antes el hambre se apagaba
y ahora se ruida la bronca
por el golpe que aturde
los muros vidriados de la nueva jericó

si fuera el muro de berlín ya habría caído
pero este jodido cambia de forma constantemente
sube y baja como operación bursátil
y sabe abrirse de piernas como política internacional

usted podría agregar
que para que caiga es tarde
tarde tarde
y quizás tenga razón

sin embargo cada vez que el muro se astilla
la multitud lo festeja como si hubiese conseguido
la victoria
con un gol sobre la hora



06. RECETA CRIOLLA PARA EL ALMUERZO 


sabés que te sigo amando dijo
lo besó
y dejó caer una lágrima sobre la cuchara
mezclando ambos ingredientes en la olla vacía

para luego empezar a revolver
antiguas mesas servidas hasta el borde
cuyos olores inundan este vacío
que a veces se parece tanto a una olla

con la esperanza de que eso no suceda hoy
que el mediodía necesita saciarse hasta el hartazgo
para sacar adelante este poema con olla
que a veces se parece tanto a un vacío



07. PARÁBOLA DE LA MEMORIA Y UNPAÍS 


cada vez que pido que te quedes
me muestras tu interminable espalda
haciendo juego con la noche larga
me dejas aquí parado
con un montón de lágrimas en el tejado
y las mejillas rojas de tanto cachetazo

es verdad debo ser un mal perdedor
porque apenas esto sucede grito tu nombre
y lo repito hasta el cansancio como juego de niño
grito mi sed de tus aguas y a cambio veo tu espalda

grito el miedo a la demoledora de carne
que antes revisa los bolsillos
/veo tu espalda/
grito que no quedan más altares
ahogados por tantas ofrendas de sangre

grito sin ti este furioso desembarco nunca pasará
por sobre las casamatas apostadas en la playa
/veo tu espalda/
grito unpaís que te grita porque si bien
la alcoba está tal cual la dejamos
la dejamos y algo nos dice que ya no es alcoba
/veo tu espalda/
grito que estoy harto por qué no te mueres de una vez
o resucitas o te vas al carajo
que queda más o menos en la mitad de mí
/veo tu espalda/

grito que me muestres el rostro
y me ayudes a atravesar la noche larga
en la que he de tropezar otra vez
con el mismo poema escrito sobre tu espalda
y ya no hace falta que repita lo que sigo viendo

grito este grito que no es sólo mío y si aún sigo gritando
es porque me sé tu nombre nombre que grita tu rostro
rostro que sé que existe
porque interminable sólo veo tu espalda



08. PARÁBOLA DEL EXILIO INTERIOR 



miro el espejo grande esmerilado cruel
y al mirar veo a alguien
que practica la regla del sobreviviente a saber

sostenerse haciendo equilibrio entre los números
rojos y azules que zurcen los bolsillos
sostenerse como sea  como pueda
con quien pueda sobre quien sea sostenerse

de mí no dice nada el maldito
oculta mi verdadero rostro
exiliado muy dentro
en un lugar donde la vida se reclama

a golpes de piedra
destrozando espejos
de a uno
por vez



09. GET´ EM OUT BY FRIDAY


echa al escritor de casa
haz que se vaya como sea

que sus pasos no retumben
bajo este techo lleno de goteras
que su peso no caiga más
sobre nuestras cansadas espaldas

haz que se vaya antes del viernes
traiciónalo como si fueras el iscariote
con o sin besos mejillas y monedas
pero traiciónalo

condénalo a los mismísimos infiernos
no a los del dante de esos regresaría
busca uno más real por ejemplo

encadénalo a una góndola de supermercado
y que moje los labios sólo
con el sudor de su frente

como si fuera el mascarón de proa
que anuncia el paso
del barco fantasma
tragando agua de mar

haz que lustre el piso con la lengua
y luego córtasela
para que esa lengua sucia no toque la tinta
ni la tinta se mezcle con su sangre

secuéstralo y no pidas rescate
abandónalo en cualquier zanjón lejano
en un lejano rincón del planeta
o reinventa la palabra lejano
para que no la descifre
y destiérralo allí
lugar desde donde no pueda regresar

llegado el caso mátalo
sin dudas ni arrepentimientos
sólo apunta y acierta
te lo pido yo tu mujer

a cambio de ello cubriré tus pasos
te daré otra vida te inventaré de nuevo
lavaré tu piel con la mía
hasta que no queden rastros

llenaré las noches y por qué no los días
de pétalos de sábanas
y hasta pariré un hijo
si fuera necesario

pero saca al escritor de casa
debes hacerlo antes de que llegue el viernes
y traiga no un pan bajo el brazo
sino al maldito recaudador de impuestos

y este nos enrostre su lacónico discurso
de que así la cosa no va
de que está es nuestra última oportunidad
de que está cansado de los suicidas
que arrojan el futuro
sobre inútiles palabras impresas
desparramadas en mesas de saldos
que nadie osa revisar


10. UN NOPOEMA 


no hay poema lleno de olivares
ni ruiseñores de fábula en esos olivares
no hay poema con mares que acaricien silenciosas costas
ni mujeres desnudas en esas costas
no hay poema con bancos de plaza
ni enamorados usando las manos en la oscuridad de esa plaza
no hay poema con pétalos de sábanas
ni piras levantadas hacia el sol en esas sábanas
no hay poema de amaneceres de solos
ni ofrendas de vidrio regadas por esos solos

si hay ternura empuñada por puños empuñados
pero no hay poema
no hay
no

no con este tiempo
no sin los cinco sentidos
lo siento mucho poema no hay
ahora no



11. VEINTE POETAS EN UN BAR 


veinte poetas en un bar juegan a la vida real
en busca de nuevo rey
cada uno a su turno expone la razón para calzarse la corona
éste su habilidad de besar a distancia
aquél la facilidad de versear en francés
otro la rapidez con que patenta neologismos
otro más la forma en que se presenta en escena mientras
el resto aplaude y bosteza
bosteza y aplaude a la espera del momento en que
les toque ser el centro de las palmas
yo me emociono desde mi silla apostando a ganador
hasta que en pleno acto central
el de las jinetas en los hombros entra azotando las puertas
y con movimiento teatral
muestra un certificado oficial que lo declara
único propietario de la poesía
todo el bar estalla en una ovación al grito de
vivo el rey pues que viva entonces
y le empiezan a lustrar las botas como es debido
aun emocionado salgo a la calle y le pregunto al quemado
que camina descalzo en la puerta
¿has visto? ¿viste lo que ha hecho la poesía
 en este mismo instante?     ¿la qué? me dice
debo mostrarme perturbado pues
palmeándome la espalda sentencia
la vida es dura pero no sabés cómo sonríe y se ríe
a carcajadas de algo que no entiendo
pero la poesía sí    la poesía sabe  la poesía se ríe
y hace de la boca del quemado su nido



12. CARTA DEL INCENDIARIO SUICIDA 


sr juez
que no suene a excusa pero
unpaís a quedado a oscuras
alguien dijo

el último en irse que apague la luz
y del dicho al hecho sólo un segundo
aunque no fue el último
pero eso a quién le importa

si hasta mostró un papel
que garantizaba su condición de vagón de cola
y la verdad que con tanta noche
podría haber dicho
que le pusiéramos la cola al burro
y hubiese sido lo mismo

lo cierto es que no era el último
pues aún se escuchan los gemidos
de los náufragos que se buscan
aquí

donde el aire es denso
la carne se tensa
y la quietud es insoportable

comprenderá usted mi decisión
de llevar este traje de fuego
como si fuera un fósforo barato
que corre descubriendo rostros

para que cuando me apague nada
sea lo mismo en la noche larga de unpaís
en donde el recuerdo de la luz se podrá oler
hasta en los rincones como si fuera humedad


13. FUNCIÓN RECÍPROCA 


el olvido bebe perdón
los muertos beben olvido
la tierra bebe muertos
bebo la tierra seca
y la hago barro en mi boca

vale decir

hago saliva la tierra
humedecida por estos muertos tiernos
para arrojárselos al olvido en la boca
antes de que alguien
hable de perdón



De: Pájaros entrenados en el consuelo (inédito)
   

14. ACLARATORIA
 
     Juan Kammammuri existe. Al describir su fisonomía un tanto particular, muchos rosarinos aseguran haberlo escuchado (quizás, sin saber bien de quién se trataba) en distintas calles de la

ciudad sin esperar permiso ni público alguno. Considerado por ciertos críticos como el último de una larga cadena de juglares,  rompe o transforma dicha cadena con su labor, ya que lo que Juan

hace son poemas… no, cartas orales para que el boca a boca le vaya agregando lo suyo; las repita, mutile, mejore hasta por fin llegar a su destinatario en lo que considera su tono real.
     Su nombre puede ser rastreado a través de manifiestos o prólogos de libros cuyos derechos de edición son considerados dudosos o hasta ilegales desde una mirada capitalista; y de resistencia

hasta necesarios cuando se toma en cuenta su razón social.
     Encontrarán unos separadores bajo el título de “interrupción”, que son pensamientos que Juan deja deslizar en sus charlas y que, si bien no respetan la estructura de sus cartas orales, tienen

un fuerte contenido poético y no podían quedar afuera de este libro.
     Encontrarán, también, 5 poemas que fueron incluidos en el libro de qué boca caerán los silencios bajo el título de de las cartas recuperadas de juan kammammuri, los cuales me incentivaron a

realizar un trabajo e investigación más profundo cuyos resultados se ven hoy reflejados en estas páginas. Los encontrarán subrayados para diferenciarlos del resto.
     Su poesía áspera, sin concesiones (hasta para él mismo) lo ha hecho propietario del mote de violento con que lo tildan sus detractores. Con respecto a esto, alguna vez lo hemos escuchado

decir: “Si por sumarme con mis rudimentarias armas al movimiento plural y necesario que intenta cambiar el hoy sin mañana ni ayer que establecieron unos pocos, por irrumpir con cierto miedo pero

sin temor en los terrenos de aquellos que intentan mantener el orden establecido ignorando (o simulando que ignoran) hipócritamente que para hacerlo deben recurrir a todo tipo de violencia se me

considera violento, entonces acepto que así me llamen. Ahora, si me lo preguntan, lo mío es la violencia del pacifista. Quiero la paz, pero no puede haber paz sin dignidad”
     “Esto que digo es de quien lo quiera o sepa que lo debe tomar, tampoco antes fue del todo mío como sí era un poco mío lo que de otros poetas yo pude sacar”, solía decir.
     Como ven, esto que mal podríamos llamar prólogo es también una confesión. Yo no soy juan kammammuri como algunos pensaban. Pero sí me tomé el trabajo junto con unos amigos (a los cuales les

agradezco la ayuda) de reescribir sus poemas, tratar de armarlos con los fragmentos que fuimos recordando, recuperando en algunos casos el destinatario final, en otros dejándolo en blanco.
     Podríamos decir que se ha realizado una especie de traducción cuyo resultado son estas versiones.
     Por eso va mi firma, por eso me hago cargo de los errores.
   
     norman petrich 


15. AIREGLA BIZNIEL:

una rosa roja en la mano dijiste
y lo que algunos vieron
fue una mano sobre una roja rosa

entonces se inclinaron para besar
      hablaron abriendo las piernas
y los pies
      de la memoria palparon tierras vírgenes
y no el fusil
   ni la repetición del pum pum
   ni los augurios del tam tam
diciendo este pecho que cae como el atardecer
yéndose de las manos
en una rosa roja


16. ROQUE DALTON:

   mi país es un país con huecos
de un lado del hueco la historia de mi país
historia que continua del otro lado
a veces (no siempre) alguien se pregunta por qué entonces el hueco
y se acerca hasta el borde
y el borde le devuelve una visión de llenura
de llanura de nombres que invitan a saltar
yo sólo he podido llegar hasta el borde
sabes bien que saltar para los burgueses y los anarco burgueses
se parece mucho a eso del ojo de la aguja por el cual hay que pasar

posdata:
hoy día en que los márgenes se confunden
estos calificativos suenan a comida rápida
habría que rever los signos de nuestra dialéctica
habría que mudarlos mudar la boca
andar de oídos por las calles tras las palabras andantes
para luego usar la saliva a labios corridos
correr los márgenes a quienes siempre
se apropian de lo nuevo para que nada pueda cambiar


17. YAMANOKUCHI ANDO:

      tiemblan mis manos tratando de sostener
estos papelitos donde conversás con aquellos
que de tanto amorar no aprendieron a morir

para que se mezclen entre los que te rondan
cada mañana te he enviado pájaros entrenados en el consuelo
pero se pierden en los ayes del ayer
      interrumpen en bocas venideras
dicen compañeros, presente
no nos dejan dormir

    :
      dicen reunirse para defender
un lugar donde poder construir para todos
cuando todo lo que hacen es construir un lugar de poder
desde donde poder mostrarse a todos para construirse un lugar


18. BERTOLT BRECHT:

      se leen entre ellos
se invitan entre ellos
se aplauden entre ellos
se recomiendan entre ellos
se editan entre ellos
se premian entre ellos

la crítica habla de ellos
la mayoría de las veces la crítica son ellos
o sea se empujan hacia el mármol entre ellos

si bostezan no es por ellos
si aburre no son ellos
si no hay luces no es para ellos
si no hay canje no cuenten con ellos
y si se lo preguntan
responderán sinceramente lo buena gente que son ellos

traerá el viento sur los poemas de aquellos
a los que el viento norte borró las huellas dejadas en el suelo
entonces sólo entonces
las buenas palas y la buena tierra
de las que nos hablabas
      también serán para ellos

:

      moscas
hemipléjicas moscas
mancas no tuertas
sino de mirada corrida
corrido el ojo con el que ven el mundo
mundo del tamaño de una casa

para ellas
cruzar la puerta
salir a la calle
sería toparse con la violencia del parabrisas

    :

esto es lo que hay que cambiar

no fue de un papel escrito
que recogimos los restos
de esta guerra silenciosa

no es sobre un papel escrito
que trazamos esta línea de flotación
para aprender a no vernos
en el porcentual de la piedra que mide
      opera
    eleva
      calcula
      fracciona
el producto cartesiano de lo que se nombra

y no será sobre un papel escrito
donde lo que no se nombra
pesará como media res sobre los hombros
se hará visible como el tren descarrilado que acabamos de saquear

:

un negro roba y mata disparando una bala
¿un negro roba y mata disparando una bala?
es decir
alguien se pregunta por qué
el negro roba y mata disparando una bala?
por qué no?
por qué lo único que corta la línea que separa
lo que se ve de lo que no se ve es una bala?
acaso haya una con tu nombre
dice el mal doblaje de clint desde los televisores
que abarrotan la vidriera del electrohogar
pero las balas no leen
no escriben
no practican artes adivinatorias
sólo trazan rectas
recorren la distancia más corta
entre un punto que huele a pólvora
y otro que explota en sangre
cortando la línea que va
de lo que no se ve a lo que se ve
como por ahora sólo lo hace una bala


posdata: una bala que va desde un punto que se ve a otro que se ve
es primicia informativa para varios días
una bala que va desde un punto que se ve a otro que no se ve
es una bala perdida o algunos renglones en los policiales
una bala que va desde un punto que no se ve a otro que no se ve
no existe es un fantasma a menos que sea un cuento de borges
o de bioy casares

segunda posdata: decir que esto debería tener un mejor remate
es autocrítica o humor negro?


19. JOSÉ GALVÁN:

hasta cuándo? se preguntaba el ángel de la guarda
de anatole france mientras recorría la biblioteca
buscando una palabra escrita con huesos humanos
como si estos fueran bellos lápices de colores

hay una respuesta
pero anatole france no la sabe
apenas si sospecha esto que comienza
apenas si intuye que no es él sino ellos o somos
y que es su ángel y no él quien recorre su biblioteca
preguntando hasta cuándo

el ángel de la guarda de anatole france tampoco la sabe
apenas si intuye que hay una respuesta
y que quizás no la encuentre en la biblioteca que recorre desesperado
mientras en la calle alguien lo ve asomarse a la ventana
lo confunde con anatole y lo saluda
levantando un puño apretado que el ángel no ve
pero anatole sí o eso cree
o lo que en realidad cree ver es la palabra victoria
escrita en el aire por esos huesos humanos
como si estos fueran bellos lápices de colores


20. ROGELIO RAMOS SIGNES:

     donde decía por qué
el leía por qué no,
donde decía cómo
el hay por donde
donde decía por qué ahora
el leía entonces cuándo
donde decía cuándo
el importa?

después estaba esto

donde decía préstamo
el leía usura
el gran hermano te vigila
donde ella dijo lo que otro dijo que otro le dijo haber visto
y ya ves se sigue construyendo sobre esa suerte
donde decía me tienen podrido con el pasado
el leía ni lotófagos ni perdón
y donde pluralidad
él ombligo o muerte

después está esto otro

donde dice ahora todo está más claro
el lee cosiendo los pedacitos bastardos de tu nombre
donde dice la victoria es una espalda
él la derrota quién sabe quién sabe
donde dice no debes olvidar  al amigo
el lee el enemigo
el enemigo
sigue siendo el mismo
y donde tus vivos sobreviven
el tus muertos riegan calientes

después está lo que todos sospechábamos tenía que estar

desearía leer sopla el viento sobre el endurecido silencio
en vez de la hidra de dos cabezas las escamas bien se lame
en lugar de deberían encerrar su virulenta palabra en jaula disciplinaria
yo, que estuve exiliado, regreso a ti con regalos
como desearía leer caen gotas de sudor
donde alguien edificó la teoría del derrame

pero no puede

el resto es historia conocida
como suele suceder en estos casos


* Creemos que las últimas líneas, teniendo en cuenta las bastardillas, hacen referencia a Ezra Pound, quien por sus emisiones radiales en Radio Roma fue apresado por las fuerzas norteamericanas al final de la Segunda Guerra Mundial, encerrado en una jaula disciplinaria que dejaban al prisionero al aire libre, sin ningún reparo para el sol o la lluvia. Fue acusado de traidor e internado en  un hospital psiquiátrico para no tener que condenarlo a muerte. Allí estuvo 15 años hasta que un grupo de escritores pidieron y lograron su liberación. (notas de los editores)

    :
   
      este silencio
no es silencio masticado por uno sólo
no es la no palabra
la palabra que todavía no sabe decir está
estuvo siempre
como la palabra mesa como la palabra
comida como la palabra casa
aunque no siempre hubo mesa
       hubo comida
       hubo casa

corre el riesgo de no haber existido
y sin embargo
este silencio no va de cabeza gacha
      cierra su mano (para no tocar qué?)
      cierra sus ojos (para no ver qué?)
      cierra su mente (para no pensar en qué?)
      y aprieta  papel (y allí no encuentra nada)
      aprieta los puños (y allí no encuentra nada)
aprieta su paso (y allí no encuentra nada)
aprieta gatillo (y se mire por donde se mire
      bang-bang no es lo mismo que nada)
aprieta la palabra silencio (para seguir en silencio)
pero sabe que todo cambiará cuando sepa cuál es la por decir
si antes no se distrae con la palabra vómito
que se le ofrece
en grandes titulares
como si dijeran mesa
como si dijeran comida
como si dijeran casa






NORMAN PETRICH, Poeta argentino nacido en Hasenkamp, Entre Ríos, 1972 y reside desde 1975 en Rosario. Tiene editado 4 libros: Bajo la sombra de tu nombre (1998), La espera (2000), Fuegos levantados en las sombras vigiladas (2002) y De qué boca caerán los silencios (2007), todos editados por Ciudad gótica.



Analecta Literaria

Revista de Letras, Ideas, Artes y Ciencias.

0 comentarios:

 

Ads